Resolvemos tus dudas
Diligencia correctamente los campos solicitados

Por más de 100 años, la luz eléctrica ha iluminado casas, oficinas, calles, restaurantes, en fin ha llenado de luz las ciudades, haciendo que la vida tal y como la conocemos actualmente sea inconcebible sin este importante servicio. A pesar de esto, muchos de nosotros poco pensamos en eso, y más bien damos por sentado el que una vez apretemos el interruptor, la luz llegará.

En este momento, frente a la necesidad de ser más conscientes con la conservación de nuestros recursos, cuidar del medioambiente y ser más sostenibles, hemos venido modificando la forma en la que iluminamos nuestros espacios para lograr que sean más eficientes y que esto se traduzca en un menor consumo. En este punto es donde precisamente la iluminación con tecnología LED viene a ser un elemento clave para alcanzar un ahorro de energía en la iluminación de tu hogar que sea verdaderamente significativo.

LA ILUMINACIÓN LED HA LLEGADO PARA QUEDARSE

Uno de los principales aspectos a considerar en nuestra factura de energía es el de la iluminación, por eso si en nuestro hogar aún contamos con bombillas tradicionales por más esfuerzos que hagamos en solo encenderlas cuando sea necesario, el consumo por iluminación en nuestro hogar seguirá siendo alto.

El cambio a una tecnología como la de las bombillas LED es una solución efectiva en este caso, ya que estas consumen menos energía y producen luz sin desperdiciarla en calor, haciendo que sean un 85% más eficientes energéticamente, lo que se traduce en una reducción considerable de su consumo de energía en cuanto a la iluminación del hogar, y a su vez en una disminución de la emisión de gases de efecto invernadero ya que no contiene sustancias tóxicas ni contaminantes porque el 95% de sus componentes son reciclables.

Además de desaprovechar la energía y el calor, las bombillas tradicionales emiten luz en todas las direcciones, incluso donde no es necesaria, mientras que las LED distribuyen mejor la luz, logrando que con menos bombillas podamos hacer que nuestros espacios estén mejor iluminados, más brillantes y nítidos.

Por otro lado, las bombillas LED tienen una duración de hasta 15 años, eso significa que duran hasta 15 veces más que las tradicionales, haciendo que no sea necesario el que tengamos que reemplazarlas cada cierto tiempo, sino que por un largo período no tendremos que preocuparnos por comprar bombillas nuevas. Esto representa un gasto menos en la economía familiar y contribuye al ambiente, ya que disminuye los costos y recursos utilizados para su fabricación, empacado y transporte.

Sin duda los beneficios de las bombillas LED son innegables, y el realizar la inversión en esta tecnología se nos verá retribuido en el corto plazo. Así es que si aún no has hecho el cambio de las bombillas tradicionales a LED, ¡este es el momento! Solo debes escoger las que más se ajusten a las necesidades de tu hogar, y nosotros nos encargamos de financiar tu nuevo sistema de iluminación ahorrador y hacértelo llegar a tu hogar u oficina. Ingresa aquí y conoce más: https://ahorroled.micodensa.com/